domingo, 20 de abril de 2008

La Primera Comunión de Weng Weng.


Como una blanca azucena,

Lo mismito que un jazmín

Weng Weng va hacía la iglesia

A la iglesia de San Luís

Ha cumplido siete años,

Y va a recibir a Dios

Weng Weng toma rezando

Su primera comunión

En el quicio de la puerta

Estamos su mare y yo

Con lágrimas en los ojos Y risa en el corazón

Un coro de serafines

Hay en el altar mayor

Que está mi niño tomando

Su primera comunión

En el Weng Weng Blog rescatamos esta afoto de archivo de la azarosa vida de nuestro héroe Weng Weng, namas y namenos que el día de su primera comunión, uno de los días mas felices de su existencia, cuando recibió la sagrada sacristía, el cuerpo de cristo hecho pan.

Además recibió numerosos regalos de sus familiares mas directos: cartucheras de rotuladores, calzoncillos, calcetines, colonias, bodymilks, un reloj calculadora, de todo, pero sin dudas lo mejor de todo fue el pelotazo que pilló en el convite, un pelotazo de órdago y muy señor mio.

1 comentario:

emisucio dijo...

Es cierto que despues de la rave en la comunión de Weng Weng ¿todo cambio?, decian que eran un chiquillo apuesto y un gran estudiante pero nose que le paso, ¿la hostia llevaba farlopa?, pobrecico con lo bonico que era que llevaba el periodico todos domingos domingo al papa y le ayuda a pelar las pataticas a la mama.....